Projets soutenus

talibes

En 2019, nous soutenons le porjet ' Aide aux enfants talibés Sénégalais dans la maison de la Gare'

À l'occasion du 30e anniversaire des droits de l'enfant, nous soutiendrons les enfants oubliés du Sénégal. Étant encore très jeunes, même à 4 ans, les Talibés sont donnés par leurs parents à un chef religieux ou marabout pensant qu'ils accèdent   à une vie meilleure quand la réalité est que leur vie devient l'enfer.

Ce projet découle de l'urgence d'aider ces petits qui sont obligés de mendier a des heures interminables pour obtenir de l'argent, du riz ou du sucre pour leur tuteur religieux, leur maître, qui les punit physiquement et psychologiquement s'ils n'obtiennent pas le quota quotidien.

Ils vivent dans des écoles coraniques surpeuplées dans des conditions inacceptables sans eau salubre, ni latrines, isolées et socialement exclues, sans accès à l'éducation, aux soins de santé de base et souffrant de nombreuses maladies, en particulier la gale.

Dans la Maison de la Gare à Saint-Louis, les enfants sont accueillis, soignés, nourris, guéris de leurs blessures. Ils y trouvent  l'amour, l’affection  et la tranquillité

Asistencia sanitaria y educativa a los niños Talibé en Senegal

Proyecto por el que estudiarán las salas de España, Luxemburgo, Reino Unido, Francia , Bélgica, Hong Kong e Italia

Título técnico del proyecto:  Capacitación sanitaria de profesionales de enfemería para la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas en los niños Talibé

Socio colaborador: Itwillbe

Presupuesto: 24.924 euros

Localización: Saint Louis. Senegal

Financiador: Fundación Caja Navarra

Socios Locales: Maison de la Gare

Beneficiarios directos: 1.100 niños talibé de entre 4 y 12 años que viven en condiciones de semi-esclavitud y sin atención sanitaria en escuelas coránicas de Saint-Louis.

Plazo de ejecución del proyecto: 9 meses

Objetivo general: Devolver la dignidad a estos niños mejorando su estado sanitario y en general sus condiciones de vida

Este proyecto surge de la urgente necesidad de atender a los más de 50.000 niños, llamados talibé, que en la actualidad son forzados a mendigar por las calles de distintas ciudades de Senegal, pero especialmente en Saint-Louis y Dakar. Los niños, desde los 4 años, incluso enfermos son obligados a mendigar interminables horas y recorrer largas distancias para conseguir dinero, arroz o azúcar. De no completar la cuota diaria sus tutores religiosos y de facto, sus amos, llamados marabúes, son castigados física y psicológicamente.

Estos niños talibé son las víctimas de las redes mafiosas de tráfico de personas que existen en Senegal, Gambia y Guinea que, amparados por la tradición, la laxa aplicación de la ley y una visión rigorista de la religión, captan a los niños en zonas rurales, en estratos sociales bajos. Los trasladan a las ciudades y quedan al servicio del Marabú, que los emplea como fuente de ingresos. Quedan por tanto aislados, excluidos socialmente, en un limbo legal incompresible en países occidentales pero real en África Occidental, fuera de los censos y fuera del acceso a la educación y a la atención sanitaria básica. Viven en Daaras, escuelas coránicas lejos de sus casas, en condiciones insalubres e inaceptables, hacinados y sin acceso a agua potable ni letrinas.

Estas condiciones de vida vulneran todas las convenciones internacionales sobre respeto de los Derechos del Niño, de la que Senegal es signataria. Pero más allá de lo firmado, la realidad es el analfabetismo, el aislamiento social, la desnutrición, las enfermedades, el maltrato físico y en muchos casos, el tráfico de personas y de órganos. Son preocupantes las crisis sanitarias, especialmente la propagación de enfermedades infecciosas digestivas, respiratorias y dérmicas de muchos tipos, especialmente la sarna, que es la patología que más afecta a los niños talibé de Senegal. En estos momentos al menos 5000 niños en la ciudad de Saint-Louis la sufren. Los marabúes no remiten los niños enfermos a los hospitales, aduciendo falta de medios, de confianza en los estamentos sanitarios o de conocimientos.

La Maison de Gare. Es un centro de acogida donde los niños talibé pueden encontrar tranquilidad, asearse y recuperarse de la situación de calle. Es un referente nacional e internacional, que trabaja con más de dos mil niños talibés en Saint Louis mensualmente. Su director recibió de manos del Secretario de Estado del Gobierno Americano, John Kerry el Premio a Héroe Mundial contra el Tráfico de Personas.